Nuestro destino no es nunca un lugar, sino una nueva forma de ver las cosas

Los amantes del vino no carecen de lugares inolvidables para viajar, pero uno que merece una clasificación aparte debe ser la región vinícola de Mendoza, en Argentina. Es la región vinícola más elevada del mundo; algunos viñedos se encuentran localizados a alturas tan elevadas como los 1.100 metros por encima del nivel del mar. Las condiciones son predominantemente bajas temperaturas, elevada exposición a los rayos UV, y baja oxigenación. Todo ello contribuye a la fotosíntesis de las viñas, proporcionando una temporada de cultivo más corta y otorgando a las uvas un sabor más completo.

 

Los productores de vino en Mendoza cultivan Criolla Grande, Cereza y Malbec, pero también Cabernet Sauvignon, Tempranillo y Chardonnay. Uno de los productores más exitosos en Mendoza es la  Bodega Familiar de Catena Zapata. Afirman que se han dedicado a descubrir los secretos de su tierra. La familia ha estado produciendo vino por más de 100 años, pero fue el pionero Nicolás Catena, descendiente de inmigrantes italianos, quien abrió las puertas de los vinos argentinos al resto del mundo. Su vino de 1977, Nicolás Catena Zapata fue reconocido como un gran vino en un gran número de catas a ciegas, tanto en Estados Unidos como en Europa. Este vino fue seleccionado por encima de Chateau Latour, Hout Brion y muchos otros. Mendoza se asienta orgullosamente al pie de Los Andes, y las Montañas del Aconcagua son un impresionante telón de fondo para la elaboración del vino.

 

También tendrá una amplia selección de alojamientos de lujo durante su viaje de turismo vinícola. Revisen  “Casa Uco Resort”. Esta interesante pieza de arquitectura moderna está inspirada por el rústico paisaje de Mendoza. Disfrutará usted de cocina orgánica de alta gama, con todos los productos de temporada provenientes del jardín de vegetales del hotel. La suite de lujo “Cordón del Plata” es una creación magnífica de diseño de interiores, con un toque minimalista pero lujoso, tal como la lencería de algodón egipcio, y un cierto aire de diseño escandinavo, o si prefiere algo más amplio, puede elegir alojarse en uno de sus bungalows. Hay nueve suites en total, y puede usted escoger entre vistas a la laguna o a los viñedos.

 

Mi selección de alojamiento, basada en la creatividad y originalidad, es “Entre Cielos Boutique Wine Hotels”. Está ubicado en 8 hectáreas de viñedos Melbac, y tiene 16 suites y un estilo único de “Viñedo Loft”.

 

Ya sea que usted escoja hacer turismo vinícola como mochilero, o alojarse en un ático de ambiente elegante, este viaje  con toda seguridad ampliará sus horizontes acerca del vino. Sin embargo, asegúrese de que vive el momento con sus propios sentidos, y no a través de su dispositivo móvil.